top of page

La importancia de los olores en los cosméticos

Las fragancias están totalmente aceptadas en nuestra sociedad y forman parte de nuestra cultura. ¿Olores si, olores no? Hoy por hoy, esta es la gran controversia en torno a la cosmética y en particular a la cosmética natural. Es evidente que existen grandes defensores de los olores, pero también hay detractores que desacreditan este beneficio tan estimulante para nuestro cerebro. Vamos a desengranar este asunto para entender este concepto.


El cerebro está directamente conectado a nuestro sistema nervioso central (SNC) formando una red que alimenta nuestras sensaciones gracias a los estímulos recibidos directamente en nuestro cerebro por medio de nuestro olfato. Influye enormemente en nuestro comportamiento social y sexual. Todos sabemos que un mundo sin olores no es igual, de hecho, nos perderíamos multitud de emociones y el sentido de la vida a pesar de que pueda haber olores agradables o desagradables.


Perfumarse está íntimamente asociado a la sexualidad, está relacionado con un cuerpo limpio física y mentalmente en el que fluyen distintas interacciones en nuestro cerebro produciendo elevados sentidos placenteros en nosotros y los que nos rodean.


Los olores naturales procedentes de las plantas vienen de sus moléculas, y todas estas fragancias ,aparte de gustar, aportan multitud y variadas propiedades a nuestro organismo. Existe una fuerte relación entre nuestro sistema olfativo, la naturaleza y nuestra cultura. Por eso suscita muchas y variadas emociones al entrar en contacto las moléculas naturales y nuestra pituitaria amarilla.


Por ejemplo, el aceite esencial de lavanda es sobradamente reconocido por su intenso y agradable olor fresco a campo, pero no solo ofrece esta divinidad, sino que además es capaz de relajar a cualquiera que se atreva a olisquearlo. Basta con que nuestro bulbo olfativo se vea premiado con la presencia de unas pocas de sus moléculas, para empezar a reaccionar de una forma muy peculiar y además pudiendo regular muchas de nuestras emociones, por no comentar las propiedades a todos los niveles de estos aceites.


Así que definitivamente los olores manifiestan grandes beneficios a nuestro sistema olfativo, pero queremos premiar a los aceites esenciales por su baja irritabilidad frente a las fragancias sintéticas. Todo lo contrario, siempre aportará la máxima propiedad de cada uno de los aceites aplicado de esta forma. Por el contrario, los detractores rechazan todo tipo de olor ya sea natural o sintético por causar problemas de piel a medio o largo plaza, pero que podemos rebatir de forma científica y coherente. Son numerosas las críticas respecto a la seguridad de los AE y puedo constatar que aplicado de buena manera y mezclando siempre con algún aceite vegetal, jamás habrá problemas dérmicos. Así que apostamos fuerte por los aromas naturales, que aparte de aportarnos emociones, reportarán unas excelentes cualidades muy estimulantes para nuestro organismo.


Si quieres y te apetece hacer algún aporte puedes hacerlo en comentarios, seguro que alguien te lo agradecerá.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Yorumlar

5 üzerinden 0 yıldız
Henüz hiç puanlama yok

Puanlama ekleyin
bottom of page