top of page

Dieta low carb

Hablar de dietas a estas alturas creo que sobra, existen doscientas mil, pero hoy voy a tratar una dieta muy saludable, aparte de mejorar el estado de tu piel, vas a equilibrar tu peso y mejorar tu estado de salud en general. Ya allá por el año 1863 William Banting, un adinerado empresario decidió emprender esta dieta cosechando unos excelentes resultados. Hoy por hoy se han hecho numerosos estudios al respecto y se ha demostrado científicamente que esta dieta funciona perfectamente para equilibrar nuestra salud y así evitar muchos problemas de piel muy populares hoy en día.



En muchas de mis conversaciones he tenido que escuchar cómo desacreditaban este tipo de tratamiento para beneficio de la piel y uno no se da cuenta hasta que lo pone en su propia piel, nunca mejor dicho. Esta dieta baja en carbohidratos, también conocida como dieta low carb, se ha convertido en una tendencia popular en los últimos años debido como ya hemos dicho a sus potenciales beneficios para la salud y la pérdida de peso. Esta dieta se basa en la reducción del consumo de carbohidratos, como pan, arroz, pasta, azúcares y alimentos procesados, y en la incorporación de alimentos ricos en proteínas y grasas saludables.


Al reducir la ingesta de carbohidratos, el cuerpo entra en un estado de cetosis, en el cual utiliza las reservas de grasa como fuente de energía. Esto puede ayudar a acelerar el metabolismo y a quemar más calorías, lo que a su vez puede resultar en una pérdida de peso más rápida y efectiva.


Al reducir peso, la salud empieza a trabajar y en muy poco tiempo se empiezan a ver resultados, cuanto más a medio y largo plazo. Algunos estudios han demostrado que puede ayudar a mejorar los niveles de glucosa en sangre en personas con diabetes tipo 2, reducir los niveles de triglicéridos y aumentar el colesterol HDL (colesterol bueno). También se ha sugerido que puede ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo y a mejorar la salud cardiovascular, entre otras.


A la hora de seguir una dieta low carb, es importante tener en cuenta que no se trata simplemente de eliminar los carbohidratos de la dieta, sino de elegir alimentos saludables y equilibrados. Ya lo decía Banting lo bien que le sentaba esta dieta, pero hoy por hoy el mayor problema de consumo de estos alimentos es que el pan ya no es pan, la leche ya no es leche, la pasta ya no es pasta y así sucesivamente con casi todos los productos mencionados. Están alterados y nuestro cuerpo los rechaza manifestando problemas cutáneos entre otros.


Sin embargo, es importante recordar que no todas las personas pueden seguir una dieta low carb, ya que cada cuerpo es diferente y tiene necesidades nutricionales únicas. Recordad también que según el grupo sanguíneo, cada organismo tolera mejor algunos productos y otros tiende a rechazarlos. Ya escribiremos algo sobre esta dieta, muy interesante. Antes de comenzar cualquier dieta, es recomendable consultar con un profesional de la salud o un nutricionista para asegurarse de que es adecuada para ti y para recibir el asesoramiento.


Una de las principales premisas de la dieta low carb es la eliminación de alimentos procesados, azúcares refinados y harinas blancas, y la incorporación de alimentos frescos y naturales. Se recomienda consumir proteínas magras como pollo, pavo, pescado y tofu, así como grasas saludables como aguacate, aceite de oliva, frutos secos y semillas. Además, se pueden incluir verduras sin almidón como espinacas, brócoli, coliflor y espárragos, así como frutas bajas en azúcar como fresas, arándanos y moras. Para evitar que algún alimento os esté perjudicando no existe mejor cosa que comer muy variado, cuanto más mejor y menos posibilidades tenéis que ese alimento os perjudique. Para los que tengáis dudas sobre la ingesta de algunos alimentos que no tolera bien el organismo podéis leer este artículo.


El propósito real de esta dieta es encontrarse bien de salud, pero una vez sea un hábito en tu día a día la mejora de tu piel va a ser considerable. Una mejor nutrición, hidratación, mejoran muchos de los problemas cutáneos como psoriasis, eccemas, picores, etc.


Se recomienda beber suficiente agua, hacer ejercicio regularmente y escuchar las señales de hambre y saciedad del cuerpo. El cuerpo es sabio y cuando dejamos de comer estos alimentos, tenemos menos hambre, qué curioso y qué sensación más agradable no tener esa sensación de “hambre insoportable”. Es fundamental recordar que cada persona es única y que lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra, por lo que es importante adaptar la dieta a las necesidades individuales y consultar con un profesional de la salud si es necesario.


En resumidas cuentas, lo que en un principio era buscar la forma de mejorar el estado de nuestra piel, se ha convertido en un proceso en el que mi salud en general ha mejorado. Sin embargo, es importante seguir un enfoque equilibrado y sostenible a largo plazo para garantizar una alimentación saludable y satisfactoria. ¡Recuerda que la clave está en encontrar el equilibrio adecuado para ti y tu cuerpo!

2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

2件のコメント

5つ星のうち0と評価されています。
まだ評価がありません

評価を追加
ゲスト
3月07日
5つ星のうち4と評価されています。

Muy interesante.

いいね!
Félix Corral
Félix Corral
4月17日
返信先

Gracias!!

いいね!
bottom of page