Pie de atleta

¿Quién no ha tenido en algún momento de su vida molestias en las plantas o entre los dedos de los pies? Seguro que muchos de nosotros, pero seguro que se nos pasó en unos días y no le dimos más importancia. Así que lo mejor es saber lo que es y cómo tratarlo eficazmente, porque esta afección es mas común de lo que parece. Vamos a ver qué es un pie de atleta.

¿Qué es un pie de atleta?


El pie de atleta llamado también tiña del pie es una infección de origen fúngico (hongos dermatofitos) que se manifiesta en las plantas de los pies o entre los dedos de estos. Es producto de una excesiva y continua humedad en el calzado y junto con el calor hace que proliferen todos estos tipos de hongos. Es una afección contagiosa y suele hacerlo por medio de suelos públicos al andar descalzo o bien por medio del calzado o calcetines.


Síntomas


Se caracteriza por causar enrojecimientos en un principio y posteriormente se pueden producir descamaciones, grietas, incluso ampollas. Estos son los síntomas en la mayoría de los casos, pero puede haber posibilidades de sufrir una infección severa complicando y retrasando la recuperación.


¿Cómo tratarlo?


Lo mejor para tener los pies libres de hongos es cuidarlos con lavados a diario con algún jabón natural que combata los hongos. Es importante un buen secado sobre todo entre los dedos para retirar toda la humedad y no ayudar a la proliferación de hongos. El uso de calcetines de algodón y de un calzado de calidad hará que mejore mucho nuestra afección.



Lo mejor para su tratamiento son como siempre productos naturales. Desde nuestro punto de vista lo mejor siempre será cualquier fungicida natural como los aceites esenciales. El árbol de té es una buena opción, igual que el orégano. Esta sinergia es ideal para un tratamiento eficaz en un corto periodo de tiempo. En Jaboncity disponemos de "Fungus" un compuesto de estos aceites esenciales en envase de 10ml. Se aplican unas gotitas sobre la afección, extender y esperar a que penetre bien. Después de su correcta eliminación es conveniente también hidratar los pies con un buen aceite vegetal como el de caléndula o de comino negro que además ayudan en su erradicación total y conservar los pies libres de hongos y con la piel sobradamente hidratada.


Como siempre si te ves con ánimos de contarnos tu experiencia en comentarios, seguro que alguien te lo agradecerá.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo