top of page

Ayuno intermitente para la mejora de nuestra piel

El ayuno intermitente es una práctica cada vez más popular en la actualidad, que consiste en alternar períodos de ayuno con períodos de alimentación. Aunque el concepto de ayuno puede sonar intimidante para muchas personas, el ayuno intermitente se ha convertido en una técnica eficaz para mejorar la salud y alcanzar objetivos de pérdida de peso y desinflamación.

Existen diferentes métodos de ayuno intermitente, pero todos tienen en común la idea de restringir la ingesta de alimentos durante ciertas horas del día o días de la semana. Si no has realizado nunca un ayuno intermitente es aconsejable empezar por un 12/12 e ir aumentando paulatinamente a un 16/8 o incluso un ayuno de 24 horas en el que se ayuna durante un día completo y se come normalmente al día siguiente. Hay que recalcar que si realizar una dieta equilibrada la reducción del hambre es considerable y ayuda mucho a iniciarse en estas dietas.


Una de las principales razones por las que el ayuno intermitente ha ganado popularidad es por sus beneficios para la pérdida de peso y estilizar nuestro cuerpo. Al restringir la ingesta de alimentos durante ciertas horas del día, se reduce el número de calorías consumidas, lo que puede llevar a una pérdida de peso algo más rápida. Además, el ayuno intermitente puede aumentar la producción de la hormona del crecimiento, lo que ayuda a quemar grasa y construir músculo.


Además de sus beneficios para la pérdida de peso, el ayuno intermitente también ha demostrado ser eficaz para mejorar la salud en general. Estudios han demostrado que el ayuno intermitente puede reducir los niveles de colesterol, mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir la inflamación en el cuerpo. También se ha demostrado que el ayuno intermitente puede ayudar a prevenir enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, tumores y por supuesto cualquier afección de piel. Recalco los problemas de piel porque es una práctica muy importante a la hora de empezar con un tratamiento natural. Para este proceso también es importante comer equilibradamente, comer mucha verdura y fruta entre otras, y prescindir de alimentos procesados, azucarados, leche animal, carnes rojas, etc. al menos durante el tratamiento.


Otro beneficio del ayuno intermitente es su capacidad para mejorar la función cognitiva. Al reducir la ingesta de alimentos durante ciertas horas del día, se puede aumentar la concentración y la claridad mental. Además, el ayuno intermitente puede estimular la producción de una proteína llamada BDNF, que está involucrada en el crecimiento de nuevas células cerebrales y la mejora de la función cognitiva.


A pesar de todos estos beneficios, es importante tener en cuenta que el ayuno intermitente no es adecuado para todos. Las personas que están embarazadas, amamantando, tienen problemas de salud crónicos o trastornos alimenticios deben evitar el ayuno intermitente o consultar a un profesional de la salud antes de comenzar.


Si te sientes segur@, puedes empezar con esta práctica y en poco tiempo verás como tu salud en general toma un nuevo rumbo y muy positivo.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page