top of page

¿Qué son los oligoelementos?

Los oligoelementos son sustancias químicas que resultan esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Estas sustancias juegan un papel de gran relevancia en el metabolismo corporal.


La cantidad requerida de cada uno de los oligoelementos primordiales para el adecuado funcionamiento del cuerpo siempre es inferior a los 100 mg. Este tipo de elementos, en su gran mayoría metales, son clave para garantizar el correcto funcionamiento de las células.


Intervienen de manera específica en determinadas reacciones químicas que se producen en el cuerpo. El ser humano no es capaz de producirlos, de modo que han de aportarse principalmente a través de la alimentación que se ingiere diariamente.


Los oligoelementos más importantes para nuestro organismo son los citados a continuación: el hierro, el selenio, el zinc, el cromo, el yodo, el cobre, el cobalto, el magnesio, el manganeso, el flúor, el silicio, el litio, el vanadio, el molibdeno y el níquel.




¿Para qué sirven los oligoelementos?

Cada oligoelemento tiene una función específica en nuestro organismo, por ello es interesante detenernos a conocer en qué pueden ayudarnos cada uno de ellos:

  • Hierro: Interviene tanto en la síntesis como en función de la hemoglobina.

  • Selenio: Es un poderoso antioxidante que protege el sistema cardiovascular.

  • Zinc: Interviene en el crecimiento y en el funcionamiento de determinadas hormonas.

  • Cromo: Se encarga de metabolizar los azúcares, logrando reforzar la acción que tiene la insulina.

  • Yodo: Es el responsable del correcto funcionamiento de las glándulas tiroides.

  • Cobre: Ayuda a estimular el sistema inmunitario y la producción de colágeno.

  • Cobalto: Se encarga de regular la presión arterial y de dilatar los vasos sanguíneos

  • Magnesio: Ayuda a mantener el correcto funcionamiento de nervios y músculos

  • Manganeso: Logra mejorar la sintomatología alérgica y es clave para las funciones reproductoras.

  • Silicio: Es esencial para el crecimiento y la formación del esqueleto. Interviene a la cicatrización.

  • Litio: Ayuda a cuidar del sistema nervioso y ayuda en determinadas afecciones cardíacas.

  • Vanadio: Aumenta los niveles de glucógeno a nivel muscular.

  • Molibdeno: Interviene en los procesos de desintoxicación de los compuestos nitrosados.

  • Níquel: Interviene en la formación de las células en la sangre y en los procesos de defensa del organismo.

Déficit de oligoelementos en el organismo

Diariamente, nuestro organismo pierde oligoelementos mediante la transpiración, la orina y las heces. Pero no son los únicos momentos en los cuales el organismo pierde oligoelementos, ya que existen determinados momentos de la vida (crecimiento, embarazo, vejez) y patologías que pueden dar lugar a la aparición de un déficit de oligoelementos en el organismo.


Asimismo, llevar una dieta pobre, una dieta poco saludable y equilibrada, es otro de los claros motivos que puede dar lugar a una grave carencia de estas sustancias indispensables para nuestro cuerpo. De ahí la gran importancia se llevar una dieta equilibrada y sana para poder garantizar el aporte necesario de todos los nutrientes imprescindibles para que nuestro cuerpo funcione sin problemas.


No hace recordar que todos estos oligoelementos son fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro organismo, pero a su vez es fundamental para mantener una piel sana y radiante. También es importante el aporte de agua diaria para nuestra hidratación y evitar altas dosis de exposición al sol. Solo así y con la aplicación de productos naturales en nuestra piel conseguiremos prolongar la vida de nuestra capa protectora que nos reporta tantas satisfacciones cuando la tenemos en tan buen estado. No dudes en cuidarte, te verás mucho mejor.


También resulta indispensable garantizar el aporte de todos los oligoelementos anteriormente mencionados para evitar la aparición de enfermedades o problemas de salud que terminen generando daños irreversibles.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page