top of page

Cándida sistémica


Una de las consultas más solicitadas por nuestros clientes es la producida por la cándida a nivel genitourinario. No es una infección muy común, pero si muy preocupante.


¿Qué es la cándida sistémica?


Las cándidas son levaduras que conviven con nosotros en nuestra piel, genitales y en nuestro sistema digestivo de forma habitual, pero con una población reducida y controlada. La función de estas levaduras son la de mantener una flora intestinal perfecta para mantener un sistema inmune elevado y conseguir un estado de salud óptimo. También está para reabsorber algunos metales pesados, es otra forma de desintoxicación de nuestro organismo. Este es una parte del 80% de los sistemas de eliminar toxinas de nuestro organismo. La proliferación puede ser provocado por dos factores, externo o interno. Si es externo es un contagio y es relativamente sencillo controlarlo, después veremos. Si es interno la principal amenaza proviene de nuestro intestino, veamos.

Queremos recordar que este es nuestro primer cerebro y es el que mantiene a raya toda nuestra salud. Cuando existe un mayor crecimiento de este hongo puede penetrar en la mucosa intestinal y producir hiperpermeabilidad y es cuando aparecen los problemas infecciosos. Detectar estos síntomas a veces no son fáciles ya que a veces los hongos quedan adheridos a las paredes intestinales y ni siquiera aparecen en una prueba diagnóstica de heces, a veces ni siquiera se siente picor. Además en la mayoría de las ocasiones cuando se trata la cándida vaginal con medicamentos tradicionales, lo único que se consigue es eliminar picores y poco más sin llegar al fondo de la cuestión.


Origen


La procedencia de la alteración de estas levadura es el crecimiento descontrolado de estas producido muchas de las ocasiones por consumo desmesurado de antibióticos, corticoides, tratamientos hormonales, emociones negativas o mal controladas, falta de horas de sueño, vida sedentaria, exceso de carbohidratos y falta de proteínas entre otras.

Remedios


Para ello es tan sencillo como aplicar ciertos hábitos en nuestras vidas. Es importantísimo controlar nuestro estrés, hablaremos en otro artículo de este contexto, es fácil, veréis. No existe enfermedad que no pueda remediarse o al menos controlarse, así que positividad con nuestras enfermedades, es asombroso la duración de los tratamientos cuando vemos con buenos ojos nuestros problemas internos. Existen numerosas terapias alternativas que trabajan intensamente desde hace muchas décadas (algunas son milenarias) con el único fin de resolver muchas de nuestras enfermedades sin efectos adversos. Otro factor a tener en cuenta es el consumo excesivo de medicamento, algunos no solo no revierten el problema, sino que puede agravarlo. Un estilo de vida "lowcarb" hará que nuestro organismo esté con unas defensas apropiadas para enfrentarse a cualquier enfermedad. Quiero recordar que siempre que tengamos un ph entre 7 y 7,5 será prácticamente imposible incubar una enfermedad. Así que una buena alimentación muy variada, cuanto más mejor, que la base de nuestra alimentación sean las verduras, algunas frutas, frutos secos, algo de pescado y carne que no sean rojas (contienen muchas toxinas) y olvidarnos de todo lo que sea transgénico. Ya hablaremos de este tema en otra ocasión ya que requiere una sobremesa para su entendimiento.


Otra tarea más y posiblemente de las más importantes es la de la actividad física, el ser humano está programado por naturaleza para moverse y no para estar todo el día estático delante de una pantalla o ordenador, así cuanto más ejercicio o mas tareas hagamos mucho mejor, además conciliaremos mejor el sueño que es otro factor importantísimo a tener en cuenta. Cuando dormimos, nuestro cerebro sigue trabajando y procesando tareas indispensables para nuestra salud. Si se ve interrumpido o no llega a las 7 u 8 horas nuestro estado de salud se verá afectado poco a poco a lo largo de los años.


Solución a corto plazo

Pero, os preguntaréis qué hacer a corto plazo para resolver nuestros hongos. Pues lo mejor es utilizar productos naturales, al fin y al cabo son los han mantenido a todos los seres vivos a lo largo de toda la humanidad y con una efectividad abrumadora y sin efectos adversos siempre y cuando se administren correctamente, es importante consultar siempre con un experto en la materia. Nosotros utilizamos estos productos desde hace muchos años y lo hacemos en contadas ocasiones ya que nos mantenemos lo suficientemente sanos como no preocuparnos de nuestra salud.


Vamos entonces con los síntomas de las cándidas y cómo reducir su población hasta los niveles óptimos. La proliferación de estos hongos va a provocar diferentes y muy variados problemas internos tocando el sistema inmune como la destrucción de la vitamina B6 y B8 imprescindibles para nuestro organismo, enfermedades neurodegenerativas perdiendo colágeno y perdiendo elasticidad, el glutatión se verá mermado con el consiguiente descontrol de nuestros radicales libres que son los responsables del nuestro envejecimiento y muy notable en nuestra piel.


Síntomas y remedios naturales

Lo primero que vamos sentir es un malestar general, cansancio, puede que también vómitos, alteraciones digestivas, hinchazones abdominales, irritabilidad, ansiedad, dolores de cabeza y a veces solo a veces picores y molestias vaginales ¡qué curioso! A veces no tenemos los síntomas allá donde tenemos el problema.


Pues vais a ver lo sencillo que resulta solucionar de raíz un problema de este calibre. Recordemos que esta raíz proviene de una alteración a nivel digestivo, una sobre población de un hongo y que tan solo se necesita la ingesta de un aceite esencial para su erradicación. Existen diferentes AE para tratar este problema, pero nosotros consideramos que el aceite esencial de clavo y orégano y una bomba para estas afecciones. Si fuese externo, bastaría con aplicar una gota en una compresa y puesta como corresponde en su braga. Si es interno e puede tomar de oralmente pero hay que asegurarse que es un producto natural, imprescindible. Basta con tomar una gota en una cuchara sopera de la mezcla de clavo, orégano y lavanda relleno con agua. Si no dispones de los 3 aceites, puedes utilizar, primero me decanto por el orégano, luego por el clavo a por último por la lavanda, pero los 3 en conjunto potencian sus propiedades alcanzando un potente controlador de este hongo. En todos los casos los días de aplicación de estos AE sería hasta remitir sus síntomas. No realizar tratamientos prolongados y si hubiese que hacerlos sería bueno hacerlo con algún descanso por medio. Nosotros lo hacemos así, lo llevamos recomendando hace ya muchos años y siempre ha funcionado muy bien.


Con todo esto, queremos decir que los aceites esenciales son de una concentración extrema y deben ingerirse en dosis muy bajas (algunos ni siquiera pueden tomarse). Siempre que tomes la decisión de tomar aceites esenciales consultes con un especialista titulado en la materia. Este documento es meramente informativo y no nos hacemos responsables de problemas derivados por una mala administración.


Como sabemos que existen muchas formas de tratar esta afección, puedes contarnos la receta de la abuela para aliviar su sintomatología y su origen, estaremos siempre muy agradecidos.


Si este artículo sirviese para ayudar tan solo a una sola persona, nos damos por satisfechos. Si te ha gustado puedes compartir con todos tus contactos.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page