Tepezcohuite


El aceite de tepezcohuite llamado también "Árbol de la piel" es el resultado de la maceración de la corteza de la mimosa tenuiflora en aceite de girasol. Procede de la zona de Chiapas en Méjico y está localizado entorno a 800 y 1000 metros de altitud.

Esta maceración de color transparente tiene propiedades antiinflamatorias, regeneradoras y cicatrizantes. Es excelente para tratar cicatrices, estrías y en especial quemaduras por su alto poder regenerador favoreciendo la formación de tejido. Se pueden ver resultados positivos en muy pocas semanas con la aplicación de este aceite.

Otras formas de utilizarlo es como antiedad, es muy bueno com reafirmante, para purificar pieles grasas, para controlar las pieles acneicas, incluso como bálsamo labial o como una loción para después del afeitado.

Nosotros también lo recomendamos como un aceite para después de tomar el sol porque el resultado es sensacional para reducir las rojeces en muy pocas horas.


178 vistas